MEDIACIÓN, con mirada Sistémica

Una amiga me dice:

“La criatura de 3 años que está en casa – sus padres se están separando por Mediación– , está más tranquilo y divertido cada día, pero desde hace unos tres días se da besos en las manos, tanto en la izquierda como en la derecha. Está hablando y besos, besos… y continúa hablando. Todo el rato, se va dando muchos besos en las manos”

Puedes decirme algo??? Me lo pregunta su padre.

Respuesta: así une a papá y a mamá en su corazón. Les enseña como quererse y cómo darse las manos para que firmen el acuerdo de Mediación.

Amiga: qué inteligencia natural ¿no? Los padres están en ello, yo creo que lo están haciendo bien y desde que han ido a Mediación el niño está sin rabia.

…y mientras la Vida sigue su curso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *