Blog Archives

La Saeta

                                                   La mar

…¿Oh, no eres tu mi cantar

no puedo cantar, ni quiero

a ese Jesús del madero,

sino al que anduvo en la mar!

                                                                                                  Joan Manuel Serrat 1969

Navidad/ Nadal 2015

Gracias Ella le dice a él y  él le dice a ella.

Gracias. 

BON NADAL 2015 !    ¡FELIZ NAVIDAD 2015! 

Para estas Fiestas Navideñas y para todo el año 2016,

os deseo:


Sabiduría
en el hacer

Alegría al despertar

Respeto a lo diferente

y

Amor que nos acompaña.

                                                                                                                                                    Sara

REFLEXIONES

Boston

Boston


1. Toda una vida sin Amor no cuenta. El Amor es el agua de la Vida.

¡Bébela con el corazón y con el alma!

RUMI

2. Ayer era inteligente, así que quería cambiar el mundo. Hoy soy sabio, así que me estoy cambiando a mí mismo.

RUMI

CUMPLEAÑOS

 80 de sabiduria

Escuela de Vida

 

Tus hijos no son tus hijos

Tus hijos no son tus hijos,
son hijos e hijas de la vida
deseosa de sí misma.

No vienen de ti, sino a través de ti,
y aunque estén contigo,
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas
viven en la casa de mañana,
que no puedes visitar,
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos
semejantes a ti
porque la vida no retrocede
ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual tus hijos,
como flechas vivas son lanzados.

Deja que la inclinación,
en tu mano de arquero
sea para la felicidad.

                                                                     Precioso verso del poeta Khalil Gibran sobre los hijos.

Cuando vine a Cataluña en 1975, en el siglo pasado, llegó a mis manos este poema y te lo envié. Con el tiempo, al ser yo madre, también me lo apliqué.

GRACIAS mamá, todo ha sido para bien, y estoy muy contenta de que seas mi madre y yo de ser tu hija mayor. A través de tu arco hemos llegado lejos y tú, tan solo eres una jovencita de 80 años.

GRACIAS también por haber elegido a papá como nuestro padre.

RESILIENCIA

Realidades paralelas

Poema dedicado a la resiliéncia

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque muchos te queremos.

                                                                                                                                                                          Mario Benedetti

 

(En psicología, el término resiliencia se refiere a la capacidad de las personas para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas)

Canciones de Antonio Machado

La primavera ha venido.

Nadie sabe cómo ha sido.

resized_20140610_120512

Cereales

 La primavera ha venido.

¡Aleluyas blancas

de los zarzales floridos!

resized_20140610_122039

Rosa mosqueta

 

DESPEDIDA

Bosque de Alerces

Bosque de Alerces

 

Ayer el corazón de  Ramón Guzmán Resino, dejó de latir y el mío, todavía me duele un poco. Amigo del alma,  compañero en la Junta de la  AEBH, Director del Aula La Montera de Sevilla, dramático- terapeuta gestáltico, enseñante incansable, ¡cuánto hemos compartido, cuánto hemos aprendido juntos y de ti!.

Tu cuerpo inerte,

Tu alma resistiéndose a partir, ¡tantos te reclaman todavía!

Tanquilo Ramón,

has hecho todo,

has dado todo,

¡es suficiente!

Tu alma no ha podido quedarse más.

Las semillas plantadas darán sus frutos, …¡son tantos!

Descansa en paz.

                                                                                                        Sara 

Duelo  según la RAE

  1. Dolor, lástima, aflicción o sentimiento.
  2.  Demostraciones que se hacen para manifestar el sentimiento que se tiene por la muerte de alguien.
  3. Reunión de parientes, amigos o invitados que asisten a la casa mortuoria, a la conducción del cadáver al cementerio, o a los funerales.

Y para nuestra alma ¿qué significa elaborar un duelo?

Podemos recordar y agradecer el bien recibido de los que se han ido, así seguirá haciendo efecto en nuestra vida, y estarán presentes.

¿Qué pasa si seguimos con el reclamo, las quejas, los rencores?, así permaneceremos atados al mundo de los muertos y dejamos de estar presentes en nuestra propia vida.

Y, si nos sentimos culpables de algún daño que podamos haber causado a un muerto, abandonándolo o incluso siendo responsables de su muerte. O, si culpamos a otros por ello.

Y, si pensamos que debemos vengar a los muertos, ¿de qué les serviría a ellos?, y,¿a nosotros? Es una lucha contra la muerte y ella siempre gana. Todos llegamos a este mundo sabiendo que algún día lo dejaremos.

Todas estas actitudes impiden la despedida y facilitan el alargamiento de los duelos.

Sin embargo, si nos despedimos con amor, un sentimiento de paz y amor pleno llenará el vacío anterior. Despedirse, también es aceptar profundamente el que para los muertos y para nosotros, la relación ha acabado  y así algo de ellos queda en nosotros, y después les dejamos que marchen en paz.

 

 

 

ESTADOS…. emocionales

Naturaleza

Naturaleza

Cambio de estado

Andaba ella con la perplejidad y mal cuerpo se le pone.

¿Qué hacer?

Mecido en la bañera, con el agua y la espuma,

el cuerpo,

-el vehículo que lleva su alma-.

Contenido se siente.

Sobre la hierba,

Esa capa verde, que como la  piel recubre la tierra.

Acariciada, templada, cargada por el sol,

La piel se siente,

Se siente el alma.

En la sucesión de unos  instantes,

el estado emocional, cambia.

Sobre la alfombra roja,

En el cálido y duro suelo de parquet,

Su cuerpo descansa,

Su mente,

En la música, se calma.

En la sucesión de unos  instantes,

el estado emocional, cambia.

                                                                              Sara Rodríguez 16-9-13

Podríamos definir un estado como la suma de los millones de procesos neurológicos que se producen en nuestro interior o la suma total de nuestra experiencia, o sea, la configuración de la persona en el momento presente, formado por sus pensamientos, emociones, conductas, capacidades, estado fisiológico (respiración, postura, metabolismo,..)
Todo comportamiento o conducta es el resultado del estado en el que nos encontramos.
La persona desde un estado específico puede acceder y disponer de los recursos y capacidades propias de ese estado.
También se puede acceder a un estado determinado a través de un “como si”.
El aprendizaje también depende del estado en que se encuentra la personal.
Hay estados negativos que nos paralizan y dejan impotentes, como la depresión, el miedo, la angustia, la tristeza, frustración…, mientras que los estados positivos nos potencian la seguridad interior, la alegría, la confianza, el amor, liberando gran energía y poder personal.
 ¿Qué crea este estado?
–        Nuestras representaciones internas: cómo nos representamos las cosas, qué nos decimos ante una situación concreta.
–        Nuestras condiciones fisiológicas: energía nerviosa, patrón respiratorio, tensión-relajación muscular, postura corporal.